Clase IV –Monomios y polinomios

Bienvenido a este blog otra vez.

Retomaremos el tema anterior, verás que podemos profundizar en ello.

Como recordarás, manejamos lo que fue el lenguaje algebraico, el cual puede representar números involucrados en diferentes situaciones, en cualquiera de las operaciones básicas o simplemente obteniendo un múltiplo.

Presta atención a la imagen, le asignaremos a cada parte su propio nombre. Cada letra o literal que empleamos en álgebra recibe el nombre de término algebraico, y un conjunto de términos algebraicos, es decir, separados mediante operaciones, se llama expresión algebraica.

Un término algebraico esta compuesto por 4 elementos, la variable, el signo, el coeficiente y el exponente. El signo determina si el valor es positivo o negativo, el coeficiente indica cuantas veces se multiplica la variable (dato desconocido representado con una literal), la variable puede representar cualquier valor, y el exponente nos indica el grado del término.

A su vez, las expresiones algebraicas se clasifican de acuerdo al número de términos que la componen. Se clasifican en:

–          Monomio: Expresión algebraica que consta de un solo término algebraico.

–          Binomio: Expresión algebraica que consta de dos  términos algebraicos.

–          Trinomio: Expresión algebraica que consta de tres términos algebraicos.

–          Polinomio: Expresión algebraica que consta de más de un término algebraico.

También puedes realizar operaciones con ellas, aunque parezca que no, te mostraré.

Si quieres realizar una suma, solo tienes que sumar aquellos que son semejantes, es decir que tienen la misma literal y con el mismo grado. Por ejemplo: 2x + 3y + 2x, para sumar agrupamos o juntamos los que tienen a “x” como literal, dando como resultado 4x + 3y. La suma quedaría por el momento hasta ahí, puesto que los términos con literales diferentes no pueden sumarse.

Es interesante verdad, en entradas posteriores hablaremos más de ello.

Hasta luego y sigue estudiando.