Sistema de ecuaciones 2 x 2. Parte tres.

Bienvenido de nuevo a este tu blog de matemáticas.

Es curioso, pero a diferencia de hoy, que usamos las matemáticas para resolver problemas prácticos que nos facilitan la vida, desde el pasado ha existido un cierto gusto por los acertijos matemáticos. Es como un intento del matemático de dejar su huella en la historia.

Este día te traigo algunos ejemplos.

Los matemáticos griegos no tuvieron problemas con las ecuaciones lineales y, exceptuando a Diophante (250 d. de C.), no se dedicaron mucho al álgebra, pues su preocupación era mayor por la geometría. Sobre la vida de Diophante aparece en los siglos V o VI un epigrama algebraico que constituye una ecuación lineal y dice:

“Transeúnte, ésta es la tumba de Diophante: es él quien con esta sorprendente distribución te dice el número de años que vivió. Su juventud ocupó su sexta parte, después durante la doceava parte su mejilla se cubrió con el primer vello. Pasó aún una séptima parte de su vida antes de tomar esposa y, cinco años después, tuvo un precioso niño que, una vez alcanzada la mitad de la edad de su padre, pereció de una muerte desgraciada. Su padre tuvo que sobrevivirle, llorándole durante cuatro años”. De todo esto, deduce su edad.

Los primeros documentos matemáticos que existen (datan del siglo III d. de C.) son los Sulvasütras, donde se recogen todos los conocimientos necesarios para construir los templos. En éstos aparece el siguiente problema:

“Hallar el lado de un rectángulo, conociendo el otro lado y sabiendo que su área es igual al área de un cuadrado dado. ”

Fuente

Ruiz, I. L. (s.f.). ECUACIONES Y SISTEMAS DE ECUACIONES. Recuperado el 21 de mayo de 2012, de enebro.pntic.mec.es: http://enebro.pntic.mec.es/~jhep0004/Paginas/CarmenIn/historia.htm

Anuncios